21 mar. 2014

Accidente de helicóptero SAR en Canarias


El día 19 de marzo de 2014, sobre las 21:00 horas, un helicóptero Super Puma HD-21 perteneciente al 802 Escuadrón del Servicio de Búsqueda y Salvamento del Ejército del Aire se encontraba realizando una misión rutinaria de entrenamiento consistente en efectuar prácticas de evacuación nocturna de personal mediante su izado en grúa desde el buque Meteoro de la Armada. Las maniobras estaban desarrollándose a 37 millas náuticas al este de la isla de Gran Canaria.

Durante el ejercicio, se perdieron las comunicaciones entre el buque y la aeronave y se iniciaron las labores de búsqueda, en las que inicialmente participaron el propio buque y un avión D-4 (CN-235) del mismo Servicio de Búsqueda y Salvamento que se encontraba en zona apoyando la operación, localizándose al sargento Johnander Ojeda Alemán con buen estado de salud.

Según declaraciones del rescatado, por causas desconocidas la aeronave entró en contacto con el mar hundiéndose. Inmediatamente se activaron todos los protocolos de emergencia.

En las labores de búsqueda participan dos embarcaciones de Salvamento Marítimo (Salvamar Mizar y Guardamar Talia), una de la Guardia Civil y una del Servicio de Vigilancia Aduanera, más los helicópteros de HELIMER (SASEMAR) y Guardia Civil, por su parte, el 802 Escuadrón aporta un avión D.4 VIGMA de vigilancia marítima y un helicóptero HD.21 Súper Puma idéntico al accidentado.

Los 4 tripulantes desaparecidos del Súper Puma accidentado son el capitán piloto Daniel Pena Valiño, de 36 años, nacido en Vitoria, casado y con 1.708 horas de vuelo en este tipo de helicópteros; la teniente piloto Carmen Ortega Cortes, también de 36 años de edad, nacida en Granada y con 1.474 horas de vuelo; el teniente piloto Sebastián Ruiz Galván, de 30 años, nacido en Cádiz y con 923 horas de vuelo; y el sargento tripulante Carlos Caramanzana Álvarez, de 31 años, nacido en Valladolid y con 792 horas de vuelo. El único tripulante rescatado ha sido el sargento tripulante John Ander Ojeda Alemán, de 26 años, nacido en Telde (Las Palmas) y con 220 horas de vuelo.

 Los cinco habían participado en el destacamento HELISAF del Ejército del Aire en Afganistán, conocido allí como el “sonido de la vida”, por la gran cantidad de vidas salvadas con sus helicópteros en las complicadas condiciones de vuelo que allí se dan.

El Aerospatiale AS 332 Super Puma es un helicóptero con capacidad para 15 personas equipado con modernos sistemas de navegación y comunicaciones. Tiene una autonomía de 300 millas náuticas y está dotado de una grúa para pesos de hasta 275 kilos, material de señalización, cesta de izado, y posibilidad de estibar hasta nueve camillas.
Su tripulación está formada por dos pilotos, un mecánico-operador de grúa, dos nadadores-rescatadores y un enfermero con los equipos y material para un correcto seguimiento de las condiciones del paciente.