10 ene. 2009

Guardia Real


Por Decreto de 4 de febrero de 1949 se reorganiza la Casa Militar del Generalísimo creando el Regimiento de la Guardia de Su Excelencia el Jefe del Estado, que tras diversas reorganizaciones perdurará hasta su muerte en noviembre de 1975.

Por Orden de 31 de diciembre de 1975, se crea el Regimiento de la Guardia Real, a base del antiguo Regimiento de la Guardia de Su Excelencia el Jefe del Estado, completando esta reorganización del Cuarto militar de S.M. con otra Orden de 31 de diciembre de 1976 que establecía la configuración del Cuarto Militar en un Cuartel General, un Regimiento de la Guardia Real y Unidades de Dependencia Operativa.

El Artículo 6º del mismo Real Decreto, establece los cometidos esenciales de la Guardia Real, que son:

  • Proporcionar el servicio de guardia militar, rendir honores y dar escoltas solemnes a S.M. el Rey y a los miembros de Su Real Familia que se determinen.
  • Prestar análogos servicios a los Jefes de Estado Extranjeros cuando así se ordene.
  • Estará constituida por una Jefatura y por unidades a pie, a caballo y motorizadas, así como por los servicios correspondientes.
  • Las unidades de la Guardia Real ocuparán el primer lugar entre las unidades militares en los actos oficiales a los que asistan en cumplimiento de las misiones que les correspondan.
  • El Ministerio de Defensa prestará los apoyos de todo orden que precise la Guardia Real para el cumplimiento de sus misiones.
Ideario de la Guardia Real
  • NUESTRO HONOR El honor de la Guardia Real es servir a nuestro Rey, lo hacemos con laltad a la corona, estremada disciplina y absoluta discrección.
  • APORTACIÓN A LA MISIÓN Todos contribuimos por igual a la misión de la Guardia Real, somos eslabones de la misma cadena.
  • PROFESIONALIDAD la profesionalidad que se demuestra en el quehacer diario, ha de ser esmerada, Junto al Rey deben estar los mejores.
  • COMPAÑERISMO Nos une el compañerismo, que en la Guardia Real ha de ser elevado por representar la cohesión de las Fuerzas Armadas.
  • CIUDADANÍA Ser un español ejemplar es consustancial al ser Guardia Real. Cada uno de nosotros debe ser un ciudadano modelo.

1 comentario :

Jorge Aspizua Turrión dijo...

Bien. Pero la Guardia Real tiene antecedentes "corporativos" mucho más atrás que los señalados.

Mira la bio y la bibliografía del Conde de Clonard. Hay cosas increíbles en esos textos sobre fuerzas de Elite

SERAFÍN MARÍA DE SOTTO (1793-1862).
(Conde de Clonard)


Font:
DD.AA.: Enciclopedia de Historia de España,vol IV (Diccionario biográfico). (1991). Madrid: Alianza Editorial. 910 pp.


Text:
Natural de Barcelona, ingresó en el ejército como cadete de las Reales Guardias de Corps (Compañia Española; había la Italiana y la Flamenca); participó en la Guerra de la Independencia -en la que resultó herido- y en la Primera Guerra Carlista (1835-1837). Mariscal de Campo en 1836, fue titular del ministerio de la Guerra, por breves días, en un gabinete Pérez de Castro (1840). Emigrado desde ese año hasta 1843, es nombrado en 1844 director del Colegio General Militar de Toledo y ascendido a teniente general en 1846, Presidente del consejo de ministros y titular de Gobernación en un gabiente «relámpago» -19 y 20 de octubre de 1849- inspirado a la reina por sor Patrocinio y el confesor padre Fulgencio; la indignación de la opinión pública supuso su caída, viéndose la reina obligada a llamar de nuevo a Narváez. Clonard fue enviado de cuarlel a Jaén y privado de la dirección del Colegio General Militar. Vicepresidente de la Sección de Guerra y Marina del Consejo Real desde 1853 a 1854, y de cuartel desde este año al de 1858, año en el que entró en el Consejo de Estado como presidente de su Sección de Guerra y Marina, en cuyo destino falleció. Entre sus obras destaca su extensa Historia orgánica de las armas de lnfantería y Caballería españolas (1851-1859), en dieciseis volúmenes, y Memoria histórica de las academias militares de España (1847), cuya consulta sigue siendo hoy día fuente de abundantísima información. Otras obras suyas son Álbum de la infantería española (1861), Álbum de la caballería (1861) y Memoria para la Historia de las tropas de la Casa Real de España (1824). (LMB) (805-806 pp.)