2 may. 2011

Muerte de Osama Bin Laden


En la operación militar, han muerto cuatro personas más aparte de Bin Laden: un hijo mayor de edad del terrorista, su mensajero y un hermano de este y una mujer no identificados.
Fuentes del Gobierno de Pakistán han asegurado al servicio de BBC en el país que durante el asalto cinco guardias de Bin Laden cayeron también y cuatro más han sido detenidos, pero no ha podido ser confirmado. La cadena Al Arabiya ha informado además que dos esposas y cuatro hijos de Bin Laden han sido detenidos.
El terrorista más buscado por Washington se encontraban en el interior de un complejo de lujo completamente reforazado.

Todo empezó hace cuatro años. Detenidos en la prisión de Guantánamo habían facilitado el seudónimo del mensajero a los interrogadores norteamericanos y dijeron que el hombre era un protegido de Sheikh Mohammed. Sin embargo, los agentes tardaron dos años en conocer la región donde operaba. A partir de ahí, la CIA halló la localización donde el mensajero de Bin Laden y su hermano vivían en Pakistán. El lugar era un área próspera que se hallaba a unos 55 kilómetros al norte de Islabamad. El paradero exacto de Bin Laden se conoció en agosto. Se encontraba en la Abottabada a 80 kilómetros al norte de Islamabad.
Se trataba de un complejo de lujo con muros de más de tres metros, con alambres de espino, sin ventanas y con el acceso muy restringido. Solo constaba con dos puertas de entrada. Construida en 2005 y valorada en un millón de dólares, la residencia no tenía ni acceso telefónico ni conexión a Internet.

En marzo, Obama conoció de primera mano la situación de la investigación. Ese mes, tuvo su primera reunión de las cinco que mantuvo en seis semanas en la Casa Blanca para conocer todos los detalles de la operación contra Osama Bin Laden. El Ejército de Estados Unidos preparaba el asalto a la mansión. Finalmente, Obama dio la orden de atacar el pasado viernes, 29 de abril. Washington no compartió los datos de inteligencia sobre el paradero de Bin Laden con ningún otro país, ni siquiera con Pakistán, por cuestiones de seguridad.

La operación, fue "de precisión quirúrgica" a manos de un puñado de operativos norteamericanos. Apenas duró 40 minutos desde la llegada de los efectivos estadounidenses a la residencia hasta su partida. El comando norteamericano utilizó helicópteros para realizar el ataque y encontró poca resistencia. Ninguno de los estadounidenses que participaron en el ataque, al parecer dirigido por la CIA, resultó muerto o herido. Durante la operación se perdió un helicóptero, debido a problemas de carácter técnico, el cual fue destruido por los propios operativos.



A PESAR DE ESTO LA INTERPOL INSTA A REFORZAR LA SEGURIDAD Y LA VIGILANCIA DEBIDO A LAS POSIBLES REPRESALIAS.

No hay comentarios :