26 abr. 2014

Certifican el fallecimiento de los cuatro militares del helicóptero accidentado en Canarias

Un juez togado militar ha certificado este viernes el fallecimiento de los cuatro militares que viajaban en el helicóptero del Ejército del Aire accidentado el pasado 19 de marzo en aguas Canarias, según ha informado el Ministerio de Defensa en su cuenta oficial de Twitter.

El Ministerio de Defensa, que ha trasladado su pésame a las familias, ha suspendido la búsqueda de los tripulantes del helicóptero porque la empresa estadounidense contratada para la localización considera que "ya no hay posibilidades racionales" de encontrar más restos.

Sebastián Ruiz, el padre del teniente natural de Chiclana de la Frontera (Cádiz) Sebastián Ruiz Galván, desaparecido tras el accidente de un helicóptero, ha confirmado a Europa Press que Defensa le ha trasladado este viernes que entre los restos recuperados en la búsqueda hay algunos correspondientes a su hijo.

Según ha detallado, este domingo, a las 12.00 horas, tendrá lugar en la base aérea de Gando, localizada al este de la isla de Gran Canaria, dentro de los municipios de Telde y de Ingenio, un funeral militar oficial tras el cual su familia con los restos de su hijo se trasladarán a Chiclana para la celebración del responso y el entierro el lunes a las 12.00 horas.

Igualmente, los restos de la teniente Carmen Ortega, natural de Pinos Puente (Granada), también serán trasladados al municipio granadino tras el funeral militar, según han informado a Europa Press el alcalde de la localidad, José Antonio Medina, quien ha precisado que aún no está cerrada la hora del entierro en el municipio.

Diez días de búsqueda


Según ha informado a Europa Press el departamento que dirige Pedro Morenés, la compañía Phoenix International Holding ha determinado, después de diez días de búsqueda, que "ya ha aplicado todos los medios y recursos de que dispone de manera intensiva y conforme a sus procedimientos más exigentes".

Phoenix ha comunicado a Defensa que "no cabe esperar nuevos hallazgos", por lo que entiende que "no tiene objeto proseguir con la búsqueda" de más restos de los dos militares todavía desaparecidos. El Ministerio ha aceptado estas explicaciones de la empresa y, por tanto, se ha cancelado el rastreo.

Los tripulantes de la aeronave eran el capitán Daniel Pena Valiño, los tenientes Carmen Ortega Cortés y Sebastián Ruiz Galván y el mecánico sargento Carlos Caramanzana Alvarez. El quinto ocupante, el sargento Johander Ojeda, fue rescatado con vida a los pocos minutos del siniestro.

Sólo dos cuerpos recuperados


El robot 'Rémora II', del buque 'EDT Ares' de la empresa Phoenix, localizó el pasado domingo en el lecho marino, a más de 2.300 metros de profundidad, el helicóptero 'Súper Puma' siniestrado hacía un mes

y al día siguiente consiguió recuperar dos de los cuerpos de los cuatro militares fallecidos.

Sin embargo, los equipos de rescate sólo pudieron localizar restos que podrían pertenecer a los otros dos tripulantes, si bien consideran que, con el paso de los días, "ya no hay posibilidades racionales" de localizar otros restos.

La Comisión de Investigación Técnica de Accidentes de Aeronaves Militares continúa estudiando los restos que han aparecido en los últimos días para poder identificarlos, al tiempo que seguirá con la investigación abierta para determinar las causas del accidente, que tuvo lugar durante unas maniobras nocturnas al sur de Fuerteventura.