28 feb. 2013

Una cuestión de honor.

El 20 de diciembre de 1943, despegaba del campo de aviación RAF Kimbolton (Inglaterra) el bombardero B-17, llamado Ye Olde Pub, de la United States Air Force (USAF) con la misión de bombardear una fábrica de aviones en Bremen (Alemania). La tripulación de la aeronave estaba compuesta por Bertrand O.Coulombe, Alex Yelesanko, Richard A. Pechout, Lloyd H. Jennings, Hugh S. Eckenrode, Samuel W. Blackford, Spencer G. Lucas, Albert Sadok, Robert M. Andrews y al frente de todos ellos el joven teniente Charles L. Brown.

http://historiasdelahistoria.com/wordpress-2.3.1-ES-0.1-FULL/wp-content/uploads/2012/12/Tripulaci%C3%B3n-del-Ye-Olde-Pub.jpg

Consiguieron realizar la misión pero a un alto precio… el artillero de cola había muerto y 6 tripulantes más estaban heridos, el morro estaba dañado, dos motores fueron alcanzados y de los dos restantes sólo uno tenía suficiente potencia, el fuselaje estaba seriamente dañado por los impactos de las batería antiaéreas y los cazas alemanes, incluso el piloto Charlie Brown llegó a perder la consciencia momentáneamente. Cuando Charlie despertó consiguió estabilizar el avión y ordenó que se atendiese a los heridos.


Cuando pensaba que bastante tendrían con mantener la aeronave en el aire, llegó lo peor… un caza alemán en la cola. Todos pensaron que ya había llegado su momento, pero el caza en lugar de disparar se puso en paralelo del bombardero. Charlie giró la cabeza y vio cómo el piloto alemán le hacia gestos con las manos. Así se mantuvo durante unos instantes, hasta que el teniente ordenó a uno de sus hombres subir a la torreta de la ametralladora… pero antes de poder cumplir la orden, el alemán miró a los ojos a Charlie le hizo un gesto con la mano y se marchó. A duras penas, y tras recorrer 250 millas, Ye Olde Pub consiguió aterrizar en Norfolk (Inglaterra). Charlie contó a sus superiores lo ocurrido pero éstos decidieron ocultar aquel acto de humanidad. Pero el teniente no lo olvidó… ¿Por qué no los había derribado?

http://historiasdelahistoria.com/wordpress-2.3.1-ES-0.1-FULL/wp-content/uploads/2012/12/Reconstrucci%C3%B3n.jpg


En 1987, 44 años después de aquel suceso, Charie comenzó a buscar al hombre que les había perdonado la vida a pesar de no saber nada de él y, mucho menos, si todavía estaba vivo. Puso un anuncio en una publicación de pilotos de combate:

"Estoy buscando el hombre que me salvó la vida el 20 de diciembre de 1943."

Desde Vancouver (Canadá), alguien se puso en contacto con él… era Franz Stigler. Después de cruzar varias cartas y llamadas de teléfono, en 1990 lograron reunirse.

"Fue como encontrarse con un hermano que no veías desde hace 40 años"

Tras varios abrazos y alguna que otra lágrima, Chrarlie le preguntó a Franz: ¿Por qué no nos derribaste?

Franz le explicó que cuando se puso en su cola y los tenía en el punto de mira para disparar, sólo vio una avión que a duras penas se mantenía en el aire, sin defensas y con la tripulación malherida… no había ningún honor en derribar aquella aeronave, era como abatir a un paracaidista. Franz había servido en África a las órdenes del teniente Gustav Roedel, un caballero del aire, que les inculcó la idea de que para sobrevivir moralmente a una guerra se debía combatir con honor y humanidad; de no ser así, no serían capaces de vivir consigo mismos el resto de sus días. Aquel código no escrito les salvó la vida. Trató de guiarlos para sacarlos de allí, pero tuvo que desistir cuando se acercaban a una torre de control alemana; si hubiesen descubierto a Franz habría supuesto la pena de muerte.

Durante varios años compartieron sus vidas y en 2008, con seis meses de diferencia, fallecieron de sendos ataques al corazón. Franz Stigler tenía 92 años y Charlie Brown 87.

18 feb. 2013

Centro Geográfico del Ejército


El origen del Centro Geográfico del Ejército (CGE) se remonta a 1810 con la creación del Cuerpo de Estado Mayor, en el que, a su Segunda Sección, se le encomendaba la confección y estudio de los mapas, planos y memorias relativas a la Geografía y Topografía.

En 1838 se funda, como órgano independiente, el Depósito de la Guerra, al que se le encomendó la formación del Mapa Itinerario Militar de España a escala 1:500.000.
Posteriormente publicó un segundo Mapa Itinerario a escala 1:200.000, con mayor detalle y precisión. Participó en la formación del Mapa Nacional a escala 1:50.000 y empleó la fotogrametría terrestre para restituir por primera vez zonas del campo enemigo en Marruecos, en 1926.

El Depósito de la Guerra fue disuelto en 1931, y con la reorganización del Ministerio del Ejército, en 1939, se creó el Servicio Geográfico del Ejército, formando parte del Estado Mayor Central. Durante 30 años, el Servicio Geográfico continúa participando en la formación del Mapa Nacional a escala 1:50.000 y publica la cartografía militar recogída en el Reglamento de Cartografía Militar de 1933.

El Centro Geográfico del Ejército ve definidas sus misiones, junto a una nueva reglamentación de la Cartografía Militar del Ejército de Tierra, en 1968. A partir de entonces se acomete el trabajo de formar y publicar de nuevo toda la Cartografía Militar.

En 1986 se publica la última hoja de la Serie L (1:50.000), con lo que en 18 años se finaliza este Mapa Básico para las Fuerzas Armadas. El resto de las Series, a escala 1:100.000, 1:200.000, 1:400.000 y 1:800.000, se ha ido completando sucesivamente.


Actualmente el Centro Geográfico del Ejército, está adscrito al Ministerio de Defensa y dirigido por un Coronel Jefe, y realiza las actividades propias de un organismo cartográfico militar:
  •  Formación de mapas, adaptando las Series Militares a la normativa OTAN. El proceso se realiza en los Departamentos de Fotogrametría, Formación Cartográfica, Cartografía Automática e I + D, coordinados por la Jefatura de Información Geográfica.
  •  Publicación y distribución de mapas realizados en los Departamentos de Reproducción de Cartografía e Imprenta y Distribución de Cartografía, coordinados por la Jefatura de Publicaciones.
    • De acuerdo con la Política Geográfica OTAN, se han establecido tres Niveles de Base de Datos Geográficos que contienen la información habitualmente plasmada en la cartografía de las siguientes escalas:
      • Nivel 0 (E 1:1.000.000): Se cuenta con con la Carta Digital del Mundo(DCW), tanto en la versión de la National Imagery and Mapping Agency, sobre ordenador personal, como en la versión de la empresa INTERGRAPHcon su software MGE.
      • Nivel 1 (E 1:250.000): Se dispone de la digitalización de la cartografía a escala 1:250.000 del territorio nacional. España participa como país coproductor en el proyecto mundial VMAP, a través del SGE
      • Nivel 2 (E.1:50.000): Se está acometiendo una nueva formación digital de la cartografía, a escala 1:50.000, a partir de la restitución de vuelos fotogramétricos
  • Formación de modelos digitales de elevación del terreno. Desde 1986 se dispone de una versión de este producto denominado DTED 1, con puntos de altitud cada tres segundos de arco, en coordenadas geográficas. Se dispone de la digitalización de curvas de nivel de equidistancia 20 metros de todo el Territorio Nacional, con las que se generan modelos digitales del terreno, con un punto de altitud cada 25 metros, de los cuales se ha obtenido una segunda versión del DTED 1, de mayor precisión, y se está generando el DTED 2 con un punto de altitud cada segundo de arco
  • Tratamiento de espacio-imágenes para la obtención de ortoimágenes y mapas de zonas de interés militar. 
El CGE realiza, también, actividades de formación del personal militar, apoyo geodésico a Unidades militares, publicación de Reglamentos Militares, etc., manteniendo en sus instalaciones una Cartoteca Histórica con unos fondos documentales de más de 30.000 mapas y 300 atlas.

Unidad Geográfica del Ejercito (UGET) 

En el año 2002 se organiza la Unidad Geográfica del Ejercito (UGET) con la misión de dotar  al Ejército de la capacidad necesaria para proporcionar Apoyo geográfico a las Unidades en operaciones y ejercicios.
Esta nueva unidad, formada con personal especialista en información geográfica, constituye un Centro Geográfico móvil, capaz de desplegarse en cualquier zona de operaciones y proporcionar el apoyo necesario a un HQ.Se encuentra estructurada de la siguiente forma:



La Sección de Datos cuenta con equipos GPS de alta precisión y ordenadores portátiles rugerizados para calcular coordenadas sobre el terreno, hacer replanteos, captura de información geográfica en el terreno, etc.
La Sección de Análisis cuenta con el hardware y software necesario para la producción de datos cartográficos y generación de productos.
La Sección de Producción es capaz de hacer una tirada impresa de cartografía directamente en Zona de Operaciones.


http://www.defensa.gob.es/Galerias/img/politica/infraestructura/cartografia/DGN_cartografia_trabajocampo2.jpg


Sus caracteristicas son su capacidad de actuación en cualquier tipo de escenario, junto al usuario final y la Estructura Modular que permite adaptar la Unidad a las necesidades. 
Esto posibilita el apoyo a varias Unidades a la vez, un flujo de trabajo completo, el manejo de cualquier software y formato cartográfico y la capacidad de impresión y distribución.

3 feb. 2013

Los Husky: los “rastreadores” de IED

Los Artefactos Explosivos Improvisados (IED) siguen siendo una de las mayores amenazas para las tropas españolas desplegadas en Afganistán.

Para mejorar la capacidad en esta particular lucha, el Ejército adquirió, a finales del año pasado, tres sistemas Husky —cada uno compuesto por dos vehículos—, dos de los cuales fueron enviados al país asiático en los últimos días del mes de diciembre.

A ellos se han unido, en enero, los conductores/operadores del Batallón de Zapadores de la Brigada de Infantería Ligera (BRILAT) “Galicia” VII, que completaron su formación en territorio nacional; primero, en el Parque y Centro de Mantenimiento de Material de Ingenieros y, después, en otro curso en el campo de maniobras “El Goloso”. En este último se les unieron cuatro suboficiales del Regimiento de Ingenieros (RING) nº 1.
Todos recorrieron el circuito de IED simulados del que dispone la base, donde se habían ocultado un plato de presión, un proyectil de 105 mm enterrado verticalmente, otro de 155 mm y una garrafa rellena con explosivo.

Los conductores, todos ellos poseedores de algún carné especial de vehículo militar, coincidieron en señalar que el manejo del Husky es muy sencillo e intuitivo; los operadores, en cambio, lo tienen más complicado, porque aprender a interpretar las imágenes que muestra la pantalla, e identificar si se trata o no de una amenaza, lleva más tiempo. Por eso, una vez desplegados continuarán realizando prácticas para estar lo mejor preparados posible el día que les toque salir en su primer convoy.

Por su parte, los suboficiales del Regimiento de Ingenieros nº 1 completarán su preparación con otro curso que les permitirá convertirse en formador de formadores, para instruir al resto de las unidades. La previsión es que el sistema que no se ha enviado a zona vaya a esta unidad burgalesa
y se destine a este fin.
También el personal técnico ha recibido la capacitación para hacer el mantenimiento del sistema con personal de la empresa fabricante —CSI, en el caso del vehículo, y Niitek, en el del radar—; estos continuarán prestando apoyo in situ en zona de operaciones.

¿Piedras , metales o explosivos?

El Husky es un vehículo con blindaje de placas de cerámica, chasis en forma de V y que está dotado de un radar en su parte delantera para detectar las variaciones de densidad en el terreno y reflejarlas en distintas vistas en la pantalla del ordenador que el operador tiene delante; además permite grabar varios kilómetros de recorrido, algo muy útil para comparar si se han producido cambios en una ruta. A la vez, es un sistema dual, porque incorpora un detector electromagnético como el de uso manual de los Equipos de Reconocimiento (EOR).

Cuando el radar detecta una alteración sospechosa, emite un pitido y señala la zona disparando pintura por unos conductos situados junto a cada una de las placas del radar; son cuatro en total y pueden sustituirse de forma independiente, en el caso de que alguna resulte dañada. Asimismo, el vehículo está dividido en tres partes —un chasis delantero, otro trasero y el bloque central, donde está la cabina para la tripulación— que son relativamente fáciles de desmontar y volver a ensamblar.

Otros países como Australia, Canadá, Estados Unidos o Kenia cuentan con este sistema. Los estadounidenses los tienen desplegados en Afganistán desde 2009. El de España es el único modelo que incorpora dos tripulantes en la cabina, una petición de diseño que permite a conductor y operador concentrarse cada uno en su tarea.

Fuente: Boletín informativo del Ejército español.