26 sept. 2010

EC-225

El Eurocopter 225 SuperPuma Mk II es un helicoptero de transporte de largo alcance fabricado por la empresa Eurocopter.
El primer vuelo se realizo el 27 de noviembre de 2000 y recibio el certificado de seguridad aerea de la European Aviation Safety Agency en julio de 2004.
El diseño de esta aeronava se encuentra basado en el Eurocopter AS332L2 SuperPuma el rotor del nuevo diseño esta provisto de 5 palas para reducir de este modo los niveles de vibracion. Posee tambien 2 turboshafts montados sobre la cabina.

Con una longitud de 19.50 metros, una altura de 4.97 metros, un diametro del rotor principal de 16.20 metros, un peso de 11,000 kg, tiene capacidad para 25 personas mas 2 pilotos y una carga util de 5,744 kg.
Tiene un alcance de 857 km, y posee una velocidad máxima de 275.5 km/h y una velocidad de crucero de 260.5 km/h.

Este helicoptero ha sido recientemente adquirido para la Guardia Civil y para el Cuerpo Nacional de Policia.

El primer EC-225 de la Policia posee la matricula provisional: EC-091


Gracias a Interdomin por la información.

25 sept. 2010

Una Historia de Guerra

Hoy hace un mes del asesinato de los 2 guardias civiles y de su traductor a manos de un infiltrado taliban en Afganistan.


Una historia de guerra de Arturo Pérez-Reverte

Alguien escribió en cierta ocasión que si una historia de guerra parece moral, no debe creerse. Y alguna vez lo repetí yo mismo. Pero eso no es del todo verdad. O no siempre. Como todas las cosas en la vida, la moralidad de una historia depende siempre de los hombres que la protagonizan, y de quienes la cuentan. Ésta de hoy es una historia de guerra, y quiero contársela a ustedes tal como algunos amigos míos me han pedido que lo haga. La moralidad la aportan ellos. Yo me limito a ponerle letras, puntos y comas.

Base de Mazar Sharif, Afganistán. Cinco guardias civiles, de comandante a sargento, perdidos en el pudridero del mundo, formando a la policía afgana. Cinco guardias de veintidós llegados hace cinco meses y medio, desperdigados por una geografía hostil y cruel, en misión de alto riesgo, en una guerra a la que en España ningún Gobierno llamó guerra hasta hace cuatro días. Los cinco de Mazar Sharif, como el resto, eran gente acuchillada, porque lo da el oficio. Sabían desde el principio que a la Guardia Civil nunca se la llama para nada bueno. Y menos en Afganistán. Si lo que iban a hacer allí fuera fácil, seguro, cómodo o bien pagado, otros habrían ido en vez de ellos. Aun así, lo hicieron lo mejor que podían. Que era mucho. Atrincherados en una base con americanos, franceses, holandeses y polacos, vivían con el dedo en el gatillo, como en los antiguos fuertes de territorio indio. Igual que en los relatos de Kipling, pero sin romanticismo imperial ninguno. Sólo frío, calor, insolaciones, sueño, enfermedades, soledad. Peligro. Los únicos cinco españoles de la base, de la provincia y de todo el norte de Afganistán.

Ellos y sus compañeros habían llegado a la misión tarde y mal, aunque ésa es otra historia. Que la cuenten quienes deben contarla. Aun así, con la resignada disciplina casi suicida que caracteriza al guardia civil, se pusieron al tajo. Como era de esperar, no encontraron la mesa puesta. Quien estuvo por esos mundos con militares norteamericanos, holandeses y franceses, sabe de qué van las cosas. Sobre todo con los norteamericanos, que tienen a Dios sentado en el hombro como los piratas llevan el loro. Para hacerse un hueco entre sus aliados, distantes y despectivos al principio, no hubo otra que la vieja receta de Picolandia: aprender rápido, trabajar más que nadie, no quejarse nunca y ser voluntarios para todo. Y por supuesto, tragar mierda hasta reventar. Y así, a base de orgullo y de constancia, poco a poco, los cinco hombres perdidos en Mazar Sharif se hicieron respetar.

Un triste día se enteraron de la muerte de sus dos compañeros en Qualinao. De la pérdida de dos guardias civiles de aquellos veintidós que llegaron hace medio año, y de su intérprete. Y pensaron que el mejor homenaje que podían hacerles era que la bandera norteamericana que ondea en la base fuese sustituida, aquel día, por la española a media asta. Eso no se hace allí nunca, aunque a diario hay norteamericanos muertos, los franceses sufrieron numerosas bajas, y también caen holandeses y polacos. Así que el jefe de los guardias civiles, el comandante Rafael, fue a pedir permiso al jefe norteamericano. Accedió éste, aunque extrañado por la petición. Saliendo del despacho, el guardia civil se encontró con el jefe del contingente francés, quien dijo que a él y a sus hombres les parecía bien lo de la bandera. En ésas apareció otro norteamericano, el mayor James, que nunca se distinguió por su simpatía ni por su aprecio a los españoles, y con el que más de una vez hubo broncas. Preguntó James si los muertos de Qualinao eran guardias civiles como ellos, y luego se fue sin más comentarios.

A las ocho de la tarde, cuando fuera de los barracones apenas había vida, los cinco guardias se dirigieron a donde estaba la bandera. Formaron en silencio, solos en la explanada, cinco españoles en el culo del mundo: Rafael, Óscar, Rafa, Jesús y José. Cuando se disponían a arriar la enseña, apareció el teniente coronel francés con sus cuarenta gendarmes, que sin decir palabra formaron junto a ellos. Luego llegaron el mayor James, el teniente Williams y veinte marines norteamericanos. Y también los polacos y los holandeses. Hasta el pequeño grupo de Dyncorp, la empresa de seguridad privada americana destacada en Mazar Sharif, hizo acto de presencia. Todos se cuadraron en silencio alrededor de los cinco españoles, que para ese momento apretaban los dientes, firmes y con un nudo en la garganta. Y entonces, sin himnos, cornetas, autoridades ni protocolo, el capitán Rafa y el sargento José arriaron despacio la bandera. Una historia de guerra nunca es moral, como dije antes. Si lo parece, no debemos creerla. Pero a veces resulta cierta. Entonces alienta la virtud y mejora a los hombres. Por eso la he contado hoy.

XLSemanal


Viva España y Viva la Guardia Civil!

18 sept. 2010

Fuerzas de Élite: Colección RBA de Biblioteca Osprey



Gracias a Bloguzz recibi un pequeño avance de 5 entregas de la coleccion de RBA de Biblioteca Osprey: Fuerzas de Elite, esta coleccion se empezó a vender el dia 16 de septiembre en quioscos.

Concretamente recibi las siguientes entregas:

1. Los francotiradores
Historia de los francotiradores, sus comienzos y cómo se incorporaron en los campos de batalla.

2. Las SS Unidades de combate
Las Waffen-SS fueron una de las tropas de élite más importantes y reconocidas de la historia.

3. La Legión
Toda la historia de la Legión desde su fundación en 1920 hasta nuestros tiempos.

4. La Legión Cóndor
La ayuda alemana a Franco durante la Guerra Civil.

5. Los Marines en la II Guerra Mundial
El desarrollo de los acontecimientos y de cómo Los Marines se convirtieron en una de las fuerzas de combate de élite.



En total esta coleccion incluye 43 volumenes en los que se incluyen titulos como los siguientes:
  • Unidades de élite de Israel
  • Los boinas Verdes en la guerra de Vietnam
  • Cuerpos de élite del Bloque Soviético
  • Los Ranger
  • El grupo de combate del Barón Rojo
  • La Legión Extranjera
  • Los gurkas
  • Deta Force, SEAL y SAS den la guerra de Afganistán
  • Los comandos de la Royal Navy

Texto promocional de la colección:

Esta completa biblioteca visual repasa el entrenamiento, el equipamiento usado en combate y las operaciones más importantes de las principales fuerzas de élite de la historia bélica moderna.

Desde las tropas de asalto alemanas hasta las Waffen-SS. Desde los Marines pasando por las unidades de élite de Israel o los Boinas Verdes hasta los SEALs.

Estas unidades están sometidas a un riguroso entrenamiento que les enseña a sobrevivir aun con las más arduas condiciones climatológicas y bajo las más adversas circunstancias. Una formación especializada que les permite dominar la tecnología armamentística más avanzada. Y una capacidad innata para afrontar cualquier peligro y cumplir con los objetivos marcados.

Cada entrega de la BIBLIOTECA OSPREY FUERZAS DE ÉLITE es un ejemplar único, una minucios monografía ilustrada, un título indispensble para los estudiosos de los conflictos bélicos y los amantes de la estrategia militar de los comandos especializados.


Enlace de la Promoción

12 sept. 2010

Escudo del Arma-Cuerpo de Ingenieros


El ARMA de Ingenieros en la actualidad abarca las Especialidades Fundamentales de Ingenieros y Transmisiones, amparandose ambas en el común "emblema de los castillos", colocados en la guerrera del uniforme, a ambos lados del cuello.
El "Castillo" como emblema de Ingenieros figura en sus uniformes desde la creación del Regimiento Real de Zapadores y Minadores.

En efecto: Una Real Orden de 15 de julio de 1802, decia lo siguiente: "El Rey se ha servido mandar que los Oficiales del Real Cuerpo de Ingenieros usen en lo sucesivo el uniforme siguiente: solapa de terciopelo negro, con siete ojalas de plata en ella, y dos castillos de la misma, uno a cada lado del cuello; chaleco encarnado; pantalon azul, botón y vivo de la casaca blanco; media bota; sombrero con galón de plata y pluma encarnada; y en vez de la espada usarán sable de plata; será permitido el chaleco y pantalón blanco. El botón contendrá una corona, y debajo el lema Real Cuerpo de Ingenieros".

La elección del Castillo, como distintivo para los Ingenieros, fue sin duda acertada puesto que se da por armas: "A los que hacen fabricar y defienden con esfuerzo y valor; a aquellos que los ganan por fuerza o por asalto".

La Heráldica lo define como: "Torre donjonada, almenada de seis almenas visibles en dos saeteras en cada uno de los cuerpos de la torre, con puerta, mazonada de sable (negro)".

También las torres significan: "Grandeza elevación, asilo y salvaguardia".

Desde mediados del siglo XIX, se adornó este castillo con armas. Así lo ordenaba el Reglamento de Uniformidad para Ingenieros, publicado por R.O de 7 de agosto de 1860, en que se introdujo como novedad la utilización del chacó-ros, como prenda de cabeza, que debia ser "de fieltro blnaco con chapa de metal blanco, con "trofeo" de castillo, corona, laurel y roble, todo en una pieza y el número de cada Regimiento entre el castillo y las palmas". Las ramas eran: "de roble a la diestra y de laurel a la siniestra, nervadas y frutadas, unidas por sus troncos y liadas en punta, todo en otro".

En Heráldica el roble significa: "Ánimo fuerte y constante, y de fecundidad en empresas valerosas". El laurel se asocia figuradamente a: "la gloria y a la fama conseguida con accieones heroicas o sobresaliendo en una actitud noble".

Ambas figuras se asocian a las virtudes que canta el Himno del CUERPO, de "Fortaleza", "Lealtad" y "Valor".

La gran trascendencia que tuvo para el Cuerpo, la concesion de la Gran Cruz de la Orden civil de Alfonso XII en 1911, hizo que se planteara de nuevo la forma que habia que darle al "Escudo" del Cuerpo. Con este objeto se publico una R.O. que puntualizaba la aplicacion de aquel y adjuntaba el dibujo oficial del mismo.

Además una disposición de la Junta Facultativa, que citaba el Memoria nº XI de Noviembre de aquel año, aclaraba todos los terminos el efecto: "El castillo debera ser de plata, la corona real la ya conocida, las ramas de laurel y de roble de los colores correspondientes, la cinta de la banda de color violeta, y la cruz de los colores de los varios esmaltes que lleva".

La Repúbluca instituida el 14 de abril de 1931, tambien iba a producir cambios en el escudo del Cuerpo.
A los dos dias de proclamarse el nuevo Régimen, se dispuso que: "desaparezcan de los uniformes, emblemas, material y atributos militares, todas las insignias reales y representación de la Monarquía".

Así lo hizo el Memorial de Ingenieros en el Escudo de su portada, quitando la Corona Real y prescindiendo tambien de la condecoración que ostentaba, aunque habria que preguntarse si los méritos que representaba la "Gran Cruz de Alfonso XII" , debían ser tenidos en cuentapor autenticos, o desaparecer por ser atributo de la Monarquía.




Fuente: Museo Historico Militar de Valencia